El desarrollo de los músculos requiere de una constancia y esfuerzo físico claves y efectivos.

Los músculos efectúan dos tipos de contracción, ya que estos desarrollan tensión y puede desplazarse agarrándose o cortándose, modificando su diámetro y longitud, y al mismo tiempo estar sometido a una fuerza externa.

Las contracciones pueden ser excéntrica y concéntrica, y están comprendidas en ciclos de estiramiento y acortamiento, eso se denomina contracción isotónica.

Los músculos están compuestos por fibras musculares llamadas componente contráctil  y uno no contráctil (componente elástico paralelo y el componente elástico seriado).

Cuando los componentes elásticos paralelos se estiran en el momento que ocurre la contracción activa se produce tensión y esta guarda energía produciendo un alargamiento pasivo del músculo, en el momento que se retraen, la energía se libera relajando el mismo.

Los músculos son fusiformes, o sea que las fibras de estos siguen un orden longitudinal y los peniformes que forman un ángulo respecto al eje longitudinal.

Los músculos pueden duplicar o triplicar su tamaño según la composición del organismo, pero influye notablemente la alimentación y los regímenes de ejercicios a que son expuestos.

La alimentación es fundamental para un óptimo desarrollo de los músculos.

En este sentido, un músculo puede aumentar su tamaño considerablemente. Esto se relaciona con las condiciones que las personas desean tener en sus cuerpos. Por un lado un sistema muscular definido y en condiciones óptimas es símbolo de fuerza, fortaleza y aporta una condición estética que muchos consideran ideal.

El ensanche de los músculos aporta beneficios de resistencia y definición y por supuesto masa muscular, la cual es necesaria para que el cuerpo tenga fuerza y fortaleza, principalmente con el paso de los años. Luego de ciertas décadas, los músculos pueden perder su composición y masa haciendo que el cuerpo cambie de contextura. 

Mantener unos niveles adecuados de masa muscular es importante.

Pero como todo, el exceso es perjudicial. Un aumento significativo de la masa muscular puede traer ciertos perjuicios que a la larga terminan siendo difíciles de controlar o eliminar.

Muchas personas tienen la idea de aumentar su masa para mantener un sentido satisfactorio en el contorno de sus cuerpos y principalmente para evitar el deterioro con el paso de los años, sin embargo, otras personas tienen una idea obsesiva y desean aumentar mucho más sus músculos, haciendo más ejercicios del recomendado o tomando sustancias que potencian ese desarrollo, algo que debe ser controlado médicamente para evitar riesgos en la salud.

Hay que hacer una nivelación entre la contextura de tendones y su relación muscular. Por ejemplo, un tamaño del músculo muy grande frente a una composición de tendones muy finas, no es beneficioso y pueden terminar con una lesión irreversible.

Otro de los riesgos es que el exceso de fibra muscular puede aumentar los riesgos sanguíneos del organismo, ya que aumenta la presión de la sangre y puede derivar en problemas de hipertensión.

Otra de las razones es que la actividad física de una musculatura grande requiere de constante entrenamiento y acondicionamiento. Si por alguna causa, bien sea por problemas de salud, del estrés o de complementos estimulantes, las personas deben detener sus entrenamientos, los músculos en su inactividad pueden originar sobrepeso y obesidad, ya que el músculo al no tener la tensión y ejercicio necesario se afloja y pierde su condición de volumen, que en muchos casos resulta difícil recuperar.

La obesidad conduce a riesgos para el corazón y el sistema circulatorio, pero también otros órganos pueden comenzar con un mal funcionamiento por este exceso de musculatura, como el caso del hígado y los riñones quienes no pueden efectuar su labor desintoxicante y convertirse en un serio problema de salud.

Los ejercicios, las rutinas y regímenes ayudan en el desarrollo de una musculatura ideal y llena de vitalidad.

Mantener el cuerpo en óptimas condiciones es indispensable, y una musculatura acorde a la estatura y contextura resulta ser benéfica inclusive a nivel mental, ya que aumenta la autoestima y el bienestar psicológico, pero es importante que al decidir un cuerpo ideal, este sea evaluado por los organismos médicos correspondientes y llevar siempre una vigilancia extrema en temas como la alimentación y la revisión médica periódica, para evitar a futuro algún padecimiento de salud que lamentar

Un cuerpo sano es importante, así como una buena definición, pero es importante reconocer en el cuerpo cuáles son los límites y respetarlos, para que la contextura corporal sea un beneficio que dure toda la vida.

 

La entrada Beneficios y perjuicios de una musculatura muy desarrollada se publicó primero en Blog Wueps.